Gasparina

Gasparina se crea a raíz de un sueño de la niñez. 

Desde pequeña, la creación de mis propios diseños ha estado presente en mi vida. En juegos, bocetos y prácticas con hilo y aguja.

Estudié diseño de moda y mi primera experiencia en este mundo fue cumpliendo mi sueño. Creaciones de vestidos de novia y fiesta a medida para clientas de Castellón, desfiles en mi ciudad, en mi tierra. Algunos años más tarde, continué la aventura en Madrid. Esa gran ciudad en la que conocí a grandes personas y profesionales con experiencia y grandes ideas. En esa etapa viví experiencias muy gratificantes pero la tierra tira mucho y volví a casa. Ahora, por fin, he podido hacer realidad la parte del sueño que me faltaba: abrir mi propia tienda. 

Como diseñadora, la prioridad de este proyecto es poder complacer a todas las clientas que entren por mi puerta. Seguir aconsejando y atendiendo de forma personalizada a todas y cada una de ellas, conseguir que se sientan especiales con los diseños que en Gasparina ofrecemos. 

En un futuro muy cercano, ofreceremos la posibilidad de crear a medida cualquier idea de diseño que se ajuste a las necesidades de cada una. El objetivo principal es que todas queden felices y convencidas con su compra. Para mi, poder asesorar a las clientas es mi máxima para que sean escaparate del buen gusto y del bien vestir.

Para la creación de Gasparina he contado con la gente a la que más quiero, mi familia. Por eso, una de las personas más importantes en mi vida, mi abuelo Gaspar, tenía que formar parte de este proyecto. Él ha sido mi ángel, mi inspiración. Y de ahí el nombre de la tienda: Gasparina, yo, Eva, nieta de Gaspar Llorens. Como pintor que ha sido toda su vida desde su casa de Benicàssim, le pedí  a mi abuelo que cogiera uno de sus lienzos y un pincel, y que con su propia letra escribiera el nombre de la tienda. Y así quedó su sello para siempre, acompañándome en mi aventura, en esta nueva etapa que comienzo con toda la ilusión. 

Espero poder satisfacer las necesidades de todas las que os acerquéis a conocer mi casa, siempre con el mejor trato y asesoramiento posible. Deseo haceros felices, tan feliz como yo soy aprovechando esta nueva oportunidad de hacer realidad mis sueños entre hilos de la niñez.